viernes, 18 de septiembre de 2009

Bofetadas "a tiempo" NO


Parece que esta semana estoy más por lo humano que por lo divino.

Esta ha sido una de las noticias más leídas de el mundo.es esta semana. Y eso me alegra y me hace pensar que cada vez hay más gente en contra de "la bofetada a tiempo"

Estoy en contra de que los padres peguen a los hijos o de que un adulto pegue a un niño. Es un abuso de poder, es un aprovecharse de que es pequeño/a y de que no puede defenderse. A nadie se le ocurre pegar a un adolescente, básicamente porque el adolescente podría enfrentarse.

Andrea fue la que me recomendó el libro de Carlos González, Bésame mucho. Y leerlo me dio una visión muy diferente a la que tenía de los niños. El libro habla del respeto a los niños, porque son personas, en pequeñito, pero personas. Habla de como con los niños se hacen cosas que no se hacen con los mayores:

No le pegarías a un adulto aunque te esté sacando de quicio o no te haga caso
No le dices lo pesado que es a tu compañero de trabajo (aunque lo sea) en cambio lo hacemos con los niños si son insistentes
No le dices a un adulto que no lleva cuidado si sin querer rompe algo ....

A los que vayáis a ser padres o tengáis a alguien cerca que vaya a serlo, creo que no hay mejor regalo que este libro.

Feliz fin de semana y MUCHO cariño a todas las personas pequeñas

11 comentarios:

las sandalias de ana dijo...

soy mamá, es verdad que a veces es tan difícil educar, pero siempre NO, hagamos personas no "individuos", gracias laura! ;)

Meninheira dijo...

Totalmente de acuerdo, ese libro es un imprescindible y en general cualquier artículo de Carlos González.

Toda la vida le hemos repetido al abusón lo de "¿por qué no te pegas con los de tu tamaño?" pues lo mismo tenemos que repetirle a los padres que maltratan a sus hijos, ¡pégale a uno de tu tamaño!

(y sí, eso es maltratar. Si un hombre le da un bofetón a su mujer es maltrato y si ese bofetón se lo dá el hombre a su hijo ¡también!). Todos son personas, sin diferencias excepto de tamaño.

Un besito :)

Miss Rosenthal dijo...

Cuando hablas de lo humano, eres más divina que nunca.
Un besazo enorme

elisa dijo...

Precisamente yo me lo estoy leyendo ahora, y también lo recomiendo, después cada uno que decida como educar, pero siempre con respeto y amor...

Zepequeña dijo...

Hya que tartarles de igual a igual e intentar que entiendan el porque de las cosas pero nunca con una bofetada. Nunca!

Zepequeña.

AnaChurretes dijo...

Nunca levantar la mano...ni si quiera a un animal, con que mucho menos a una persona..... los humanos somos seres violentos, destructivos, como ningún otro... y os aseguro que las bofetadas nunca son olvidadas

Marhya dijo...

Es que todavía hay quien piensa que los niños son tontos, por ponerle una palabra que no sé si es la más adecuada. Y no, los niños son capaces de razonar perfectamente, yo he cuidado niños durante años (hace ya un tiempo) y siempre te sorprende de lo que son capaces de entender, y no es necesario pegarles un guantazo que es más para aliviar la frustarción o la mala leche del que lo da que para otra cosa. ¿No escuchamos mejor a quien nos habla con buenas palabras, a quien nos hace comprender las cosas que al que trata de imponerlas por la fuerza?
Bofetón a tiempo, no, estar (en el sentido más amplio de la palabra) a tiempo, si, comprender a tiempo, dialogar a tiempo, explicar los qués y los porqués, y hacer ver las consecuencias (buenas y malas) que tiene cada acción, y hacerlo a tiempo, si.
Creo que muchos probelmas de los de últimamente es porque se ha predido un tanto el ser consecuente con las acciones de cada uno, sea para bien (otros se apuntan el tanto del niño, "qué bien le he enseñado", etc...) como para mal ("yo lo soluciono y listo", "no es culpa tuya si no de..."), y así llega un punto en el que no se es consciente de ello.
Bueno, discursito que he soltado, hala.
Besitos.

Anónimo dijo...

Gracias lau, a veces me cuesta tanto que la gente con la que hablo (otros padres y madres sobre todo) lo entienda, que parezco una marciana o una hippie por no haberle pegado nunca a jimena.Se suele confundir el cachete con la educacion y el marcar los limites. Mi hija tiene muy claro qué puede o no hacer, hasta donde llegar y qué está bien o no, sin necesidad de la bofetada, con cariño. Me alegra leer y saber que hay mas gente que lo ve asi y que creen en los niños como personas. Algo que me encanto del libro fue el que repite constantemente que hay que besar, achuchar, coger en brazos, etc.. y tristemente a la gente se le olvida o no le da la importancia tan grande que tiene..en fin es un tema apasionante. besos

Andrea

bebybo dijo...

me lo apunto sin falta tengo que hacer dos regalitos a unas mamis y seguro que les gusta.
el otro día en la reunion del cole nos dijeron que ser padre es dificil, pero a veces ser hijo tambien, y la verdad es que es cierto.

supercursi dijo...

Amén.

Anónimo dijo...

Yo tengo 20 años y a mí los castigos físicos me han dejado secuelas. Me alegro de que haya gente que piense igual que yo.