miércoles, 11 de mayo de 2011

Una de cal y otra de arena



Soy de indignación fácil.
No me gustan los maleducados/as ni los desconsiderados/as
Y desde que estoy embarazada me indigno más. Ya me indignaba antes cuando veía al adolescente de turno sentado en el sitio reservado y mirando al infinito, que casualidad que lo ve todo menos al señor mayor que sube, ese al que él le está quitando el sitio.
La foto del post está sacada de aquí, de un viaje a Japón, pero ¿a que no importa que esté en japonés? se entiende. Pues parece ser que no todo el mundo lo entiende.
El otro día me senté en el reservado y a mi lado se sentó una señora de unos 50 años, que estando la mitad del autobús vacío no entiendo porqué se sentó en los reservados (están cerca de la puerta para que las personas a las que va dirigido no tengan que recorrer todo el autobús) y después de que se hicera la sueca al pasar dos señoras mayores, a las que dejaron sentar más adelante (no me sirve, los reservados estás como su mismo nombre indica reservados, y al principio para no tener que andar) al tercer señor que subió cuando ya no había sitio, le señalé la señal de reservado y le dije que por favor se levantara, a lo que encima la sra se pone cual adolescente en -plena edad del pavo- a decirme - Olvídame-
Ahora mi subida al autobús va seguida de tres pasos- perdone- señalamiento de la señal de reservado y por último señalamiento de mi tripa. Pues hay veces que aun así hay gente que se hace la sueca.
Por suerte hoy un señor encantador me ha dicho si me cambiaba el sitio (para ir de cara) y al levantarse me ha dicho -Adiós señora, que su bebito nazca bien-
Y es que para nuestra suerte hay más buenos que malos
Feliz miércoles

16 comentarios:

Felipe dijo...

"olvídame"?...pero qué mala persona por dioss!!! en fins! suerte que también hay señores como el del final. Casi lloro! qué hombre tan molón!!...por cierto, leyendo para atrás he visto que cambias mostaza por crochet. ¿sigue en pie?...que yo le tengo muchas ganas a tus mostazas. Muakks!!

Caterina Pérez dijo...

ui! i ja veuràs quan et trobis al peu d'una llarga escala (sense més opcions) amb el cotxet, i la gent vagi passant i ningú t'ofereixi ajuda! sort que, realment, no tothom és igual!

Gretelain dijo...

Tienes toda la razón! Yo que he estado con la muleta, tenía que enseñarla a saco, para que me dejaran sentar....y so no lo pedía, pues me quedaba de pie! Un desastre!

Marhya dijo...

¿Cómo dos frases pueden ponerme la piel de gallina y hacerme casi llorar? ¡¡¡Bien por el señor!! Me ha encantado.
De los otros, mejor no hablar pero si que es indignante, y más cuando es gente de cierta edad, de las que se espera un poco más.
Un beso.

Aitana dijo...

A mi me paso que en la ultima semana de embarazo me dirijia al medico. Amablemente me cedieron el sitio pero no en reservado, eso ni soñarlo, y cuando intente bajarme en la parada que queria una señora me empujo por la barriga y esta mal por mi parte pero le devolvi el empujon. Y la muy.... se puso a gritarme que era una maleducada y de que iba, a lo que una chica le contesto...Va de embarazada. Me enerboooooo.Tu tranqui que nosotros educaremos buenos ciudadanos ¿A que si?

Torpedita dijo...

En la ciudad que vivo llena de gente que no entiende de señales ni de nada, (porque si, hay demasiados cafres por aqui) como el metro es nuevo ni dios deja salir antes de entrar, nada, cero!! la gente se te echa encima, es alucinante,ir por la izquierda en las escaleras mecánicas es un sueño, y como digas algo te miran con cara tipo;¿pero ésta quien es, de donde viene?? me quedo aqui en medio y que te den, es más, la semana pasada que pedían por los altavoces que se recogieran los carritos, no había nadie con el carrito del bebé recogido, todo el mundo con el niño alli sentadito que llega a haber un frenazo y no veas la que se hubiera liado!!mi padre se lo dijo a un hombre y el tipo le dijo que viniera un guardia a pedírselo personalmente que entonces a lo mejor lo hacía.
Qué menos que indignarse!!!
Total guapetona, más educación o un mínimo es lo que hace falta.

marta dijo...

vaya..... menuda gentuza!!! una compañera que estaba embarazada un día fue de pié en el autobús desde Móstoles hasta Madrid, nadie le dejó sentarse.......

yo desde que tengo la niña, si que me he encontrado la gran mayoría de las veces con gente amable que te ven con la sillita y te dejan pasar o te abren puertas.

hay de todo.

e¡¡ánimo con el embarazo!!

tis dijo...

Hay que protestar contra el incivismo y yo ahora a mi edad no me callo, pues como tú me indignan los abusos. Si a la gente no le han enseñado a comportarse, de buenas maneras y sin perder la calma, hay que intentar educarla.Lo que no podemos hacer es que la sociedad se encoja de hombros y admita todo, pues lo pagaremos caro.

Mónica dijo...

Feliz jueves ya, es madrugada y me acerco a verte en tu blog. A mi también me indignan estas situaciones. un abrazo, hasta en japonés se entiende y si no por señas, para ciertas personas no queda otra manera de hacerles ver.

♥ Martina ♥ dijo...

Te entiendo perfectamente, no aguanto ni la mala educación ni los malos modales. Pero vaya tu no te cortes y que se levanten, faltaba más!!!

Besitos

muxugorri dijo...

¡Ainsss! Como te entiendo, a mí me pasaba lo mismo estando embarazada, hay gente que tiene más morro que espalda, es increíble. Y luego con el crío en brazos la cosa tampoco mejora, pero yo ahora ya no me callo ¡que yo también tengo mis derechos!

mariah dijo...

a mi me indigana además cuando la gente se sienta en el asiento del pasillo... claramente te estan diciendo, no vengas aqui a sentarte porque no te voy a dejar... en fin!!

Mariantxu dijo...

hay gente que se cree muy digna y con más derechos que el resto de los mortales, a mí me está pasando ésto cunado subo con el carrito de unai a un autobús o tranvía... siempre tengo que "empujar" para hacerme sitio en el sitio reservado para sillas, o al coger el ascensor en un centro comercial, está lleno de gente totalmente válida para acceder a las escaleras...¡mecánicas!!! por dios!!!

casinoviembre dijo...

Me encanta haber descubierto tu blog. Estoy segura de que sabrá guiarme durante mis últimos meses en Barcelona, ya que por lo que veo coincidimos en varios aspectos. Especialmente en valorar esos pequeños rinconcitos de la ciudad. Escapar del gentío, y del gusto "popular importado impuesto".

Gracias

doris dijo...

Soy Doris la nueva seguidora, no te preocupes,en todas partes se cuecen abas, la educación hay que mamarla, y demostrarla.Te queda poquito para el alumbramiento de tu niño dedusco,un abrazo.

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

¿Dónde me había metido yo para no saber que estabas embarazada?

Si, hay bastante maleducado suelto y por desgracia muchos más "no educados"

Menos mal que venimos nosotras para tratar de poner la balanza hacia el lado de la buena educación.
Besos a tí y a tu barriga