lunes, 2 de mayo de 2011

Caterina y su banderola




Me encantó tener la oportunidad de conocer más a Caterina Pérez en el Little Christmas Market, ya había venido a presentarse en el Festivalet.
Es de esas personas en las que la frase - Conocerla es quererla- se hace realidad.
Después de nuestra feria conjunta, quedamos un día para tomar un café, y desde aquel día estaba con ganas de repetir.
Caterina tuvo a sus dos hijos en el mismo hospital en el que nacerá Ander, y me contó varias cosas que me serán de gran utilidad. Quedamos en que Ander utilizaría la misma hamaquita que ha mecido a sus hijos y después de varios mails encontramos el día perfecto para vernos, esta vez en su estudio. A pesar de que me dijo que no esperara gran cosa de su lugar de trabajo, sabía que era uno de esos sitios que me iba a gustar. Ya de entrada me encantó el edificio, un edificio industrial, de techos altos, de grandes ventanales ... Su espacio está lleno de cosas bonitas, bien combinadas y de cosas con larga vida como un precioso taburete y algún mueble que un día estuvo en el taller de su familia.
Allí me dio un sobre con las iniciales de Unai de Ander y mías (no todo el mundo se acuerda del padre) cerrado con un pespunte en amarillo. Lo abrí y ahí había una banderola para la cuna de Ander, me ENCANTA por un lado está hecha con una tele a cuadros vichy en blanco y negro (pq tal y como me contó Caterina hasta cierta edad, los bebés solo ven esos dos colores) si giras la banderola, Caterina eligió el mostaza y gris (los colores de la habitación de Ander) y el azul del abrigo que yo llevaba el día que la conocí (se puede ser más mona y más detallista) para darle el toque de color una tela naranja.
GRACIAS Caterina

7 comentarios:

Felipe dijo...

Pero qué preciosidada y qué dulzura tan grande!!

bebybo dijo...

me encanta caterina, y todo lo que cuentas, que gozada estar hasta en el último detalle

diplodoc dijo...

yo también soy una fan de Caterina y, aunque no la conozco personalmente, tiene pinta de ser una de esas personas increíbles.

Por cierto, aunque teníamos pensado ir al final no pudimos ir al concurso de pasteles (la varicela ha llegado a nuestra casa), pero viendo las fotos de la gente que se presenta seguro que debió ser una pasada... Cuánta imaginación tiene la gente!!!

Atelier e-Couture dijo...

Es una banderola preciosa, y lo que cuentas aun mas!
Victoria.

Torpedita dijo...

¿Te das cuenta que por tu camino se cruza tela de gente que son una muestra de la existencia de buenas personas(detallistas, cariñosas,dulces)
en el mundo?

Tres dias de fiebre y reflexión, puede que eso influya...

tis dijo...

Desde luego!.... si que hay gente buena y detallista en este mundo.Aprovecho para pedirte tu dirección pues mi hermana dice que no lo encuentra.Mandamela a mi correo ,besitos

Miss Rosenthal dijo...

Qué detalle más bonito!!! Ya veo que ha pensado en todo!
Nuestros niños van a ser muy afortunados con todo el cariño que le dan sus tías de la blogosfera!